jueves, 17 de diciembre de 2015

Prototipo Colaborativo

Recientemente, he realizado un curso MOOC de Economía Colaborativa. Puedes acceder a él clicando en el banner que se encuentra en la parte superior de la columna lateral.

En alguna forma, dicho curso va a encauzar definitivamente este blog. Pero debido a mis escasos recursos, no voy a poder centrarme en toda la economía colaborativa; así que empezaré por el consumo colaborativo.

Como hay mucha información, tirando de humor y de mi red de blogs, merece la pena definir algunos criterios sobre:

  • Principio
  • Modelo
  • Estrategia

Principio de kiseto


Ya se ha tratado en este artículo.

En resumen, se trata de centrarte en aquello que te sale bien o en lo que los demás creen que te sale bien. Una pequeña encuesta en tu entorno te aclarará este asunto.

Una vez que lo tengas claro, simplifícalo al máximo siempre que siga funcionando.


Modelo agilín


Ya se ha tratado en este artículo.

Una vez que tengas aclarado y simplificado lo que te sale bien, comienza a hacer prototipos. Ya te he comentado que un blog puede ser el mejor de los prototipos.




No te empeñes en tener un producto totalmente acabado. La volatilidad del mercado lo dejará obsoleto en poco tiempo. Un prototipo te permite ir adaptándolo a las necesidades de cada momento sin necesidad de que tenga que cubrir todos los detalles.

No será productivo al 100%, pero la merma de productividad la compensa con creces su versatilidad.


Acción como estrategia


Ya se ha empezado a tratar en este artículo.

La cantidad ingente de información a tu alrededor te puede llevar a la parálisis a no ser que domines alguna técnica de big data.




Como eso suele ser bastante complicado cuando se está empezando en cualquier proyecto, te sugiero algo más sencillo.




Simplemente, comienza a andar en alguna dirección y estate atento a lo que te rodea. Twitter te puede echar una mano. Por ejemplo, he creado esta lista ouishare que puedes seguir en la columna lateral de este blog.


Comentarios


Los comentarios te van a ayudar a centrar los proyectos en los que te metas. A veces, la falta de comentarios te puede hacer dudar. No te preocupes, sigue. Y no tengas la más mínima duda de que cuando falles, te lloverán las críticas.


Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes.